Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Las víctimas del Huracán Otto.

Viernes, 25 Noviembre 2016 18:13

¿A qué se debe que sean las clases populares quienes más sufren? Una compañera nos decía que esto es falso, que la naturaleza no escoge entre clases sociales y que golpea a todos por igual. El huracán es un fenómeno crítico, es decir, es un fenómeno que ayuda a ver la realidad tal cual es, sin mediaciones religiosas o patrióticas que nublen la conciencia.

Por: Esteban Fernández y Daniela Jimenez.

 

Amar la vida con el afecto superficial del diletante no es un gran mérito. Amar la vida con los ojos abiertos, con un sentido crítico cabal, sin ilusiones, tal como ella se nos aparece, con lo que nos ofrece, esa es la proeza. Nuestra proeza es realizar un esfuerzo apasionado para sacudir a aquellos que están entorpecidos por la rutina”

León Trotsky.

 

Lamentamos mucho el dolor que están pasando todas las familias trabajadoras y de otras clases sociales que han sido damnificadas por el huracán Otto. Indiscutiblemente la modificación en las condiciones de vida, el estrés traumático, la violencia de la naturaleza, la angustia, son elementos que se presentan hoy a flor de piel y que ponen la sensibilidad de punta.

No vamos a mentir en este momento, como no lo hacemos en ningún otro. Este texto tiene el objetivo claro de crear conciencia dentro de la clase trabajadora y el activismo político. Lo cierto del caso es que son familias trabajadoras, pobres y pequeños comerciantes los que más han sufrido las consecuencias del huracán Otto.

Constatar además que hoy, quienes están atendiendo mayoritariamente el desastre natural, son también trabajadores. Nos consta la angustia que ha sufrido la clase trabajadora desde que se comunicó la noticia de que iba a golpear un huracán. Mensajes de voz que de un lado a otro informaban sobre el estado de ánimo de la clase son realmente conmovedores.

¿A qué se debe que sean las clases populares quienes más sufren? Una compañera nos decía que esto es falso, que la naturaleza no escoge entre clases sociales y que golpea a todos por igual. El huracán es un fenómeno crítico, es decir, es un fenómeno que ayuda a ver la realidad tal cual es, sin mediaciones religiosas o patrióticas que nublen la conciencia.

Es por esto que el huracán manifiesta que nuestra sociedad está dividida en clases sociales. El precio de los terrenos cerca de los ríos es menor, por tanto los pobres tienden a vivir cerca de ellos. Las casas de ricos son más fuertes, más grandes, más sólidas. Las casas obreras son endebles, casi siempre de un solo piso y es por ello que ante vientos de 120 km/h o lluvias de 200 litros (no mililitros, litros) por metro cúbico, pues obviamente son las casas ya vulnerables de los pobres, las que más sufren las consecuencias. A esto hay que sumar la división marcada entre campo y ciudad, donde el campo siempre lleva las de perder respecto de condiciones elementales de vida.

Por supuesto que hay grandes negocios y grandes casas que también han sido afectadas. La diferencia consiste en que los grandes empresarios tienen dinero resguardado en bancos, seguros contra desastres, o tienen otras propiedades que les permiten asumir las pérdidas. Un soldador que pierde su máquina, trabajadores que pierden sus electrodomésticos, no tienen esa posibilidad. Por lo tanto, de nuevo, sufren más las consecuencias del huracán. Todo esto sin obviar el hecho ampliamente comentado de empresarios que obligaron a sus trabajadores a realizar labores, tanto en el Valle Central como en algunas de las zonas directamente afectadas.

Hay compañeros trabajadores que prefieren no reconocer este hecho. Prefieren decir que no hay que “politizar” la discusión. Es llamativo el rechazo en la conciencia de trabajadores a reconocer esta situación. No podemos más que señalar a los compañeros que el reconocimiento de la realidad es un acto profundamente revolucionario. Es por esto que no es lo mismo la “politización” que hace el gobierno y los alcaldes de Upala o Liberia haciendo un escándalo histérico respecto de quién es el culpable de la situación, que el acto político que hacemos acá por ver la realidad con un sentido crítico, cabal y sin ilusiones.

Respecto de esta “pelea” entre políticos burgueses resulta llamativo que ninguno de los lados sea capaz de entender cuál es el origen de la inacción en los cantones afectados. En primer lugar, la desigual repartición de la riqueza crea las condiciones básicas para que los cantones más pobres no tengan adecuada cantidad de recursos para atender la situación.

En segundo lugar, la estructura productiva y social que le acompaña, al ser capitalista, es desordenada, anárquica. No ha habido ningún tipo de planificación de construcción y desarrollo en países expuestos a este tipo de desastres naturales. En Costa Rica no hay estructuras apropiadas para hacer función de albergues, tampoco la infraestructura vial (los puentes sobre todo) representa una ventaja frente a este tipo de acontecimientos, el Estado puede preparar plantes de emergencia al corto plazo pero no es capaz de garantizar que hallan construcciones dispuestas y permanentes para la seguridad de la clase trabajadora. Los gobiernos dirigidos por la burguesía costarricense son cortoplacistas cuando se trata de la vida de los trabajadores.

Es por ello que los caminos se transforman en quebradas, las plazas en lagunas, las casas en islas. Por supuesto ningún político burgués reconocerá esto pues implicaría romper una premisa elemental del capitalismo: es necesario un desarrollo ordenado de nuestra estructura productiva y social. Esta denuncia ya la habíamos realizado ante la posibilidad de una erupción volcánica. Pero un ordenamiento de este tipo solo lo hace el socialismo.

En tercer lugar, la Comisión Nacional de Emergencia, al ser parte intrínseca del estado capitalista, sufre las mismas lacras que el propio estado burgués: arbitrariedad, preferencias personales, burocracia, etc. que es parte fundamental de los estados en sociedades divididas en clases sociales.

Ante esta situación, es comprensible que las clases oprimidas y explotadas se solidarizarán entre sí. Y lo más probable es que van dar esta solidaridad con la mediación de instituciones burguesas. No contamos con organizaciones propias para evitar las lacras de la burocracia, la arbitrariedad, etc. Invitamos sin embargo a que los trabajadores hagan sus donaciones a las organizaciones de clase como los sindicatos u otras instancias (federaciones estudiantiles por ejemplo) que puedan ser controladas políticamente para evitar los métodos burocráticos y burgueses de repartición de los bienes, pues a un año de las elecciones no nos extrañaría un uso clientelista de los recursos que la clase trabajadora done. Desde OS en estos días anunciaremos nuestra campaña de solidaridad.

Finalmente, lo más importante en este momento es no caer en la trampa nacionalista. No es “Costa Rica” la afectada. Tampoco son “los costarricenses”. Pues así parece que en los barrios caros de Escazú, que en Casa Presidencial o las grandes industrias, las que también salen afectadas. No. Son las clases trabajadores, los pobres, las madres solteras, las más afectadas. No hay nacionalismo que deba confundir a la clase trabajadora, acá es necesario la solidaridad de la clase con la clase, costarricenses, panameña o nicaragüenses. Llamamos a no caer en la creencia rutinaria que nos imponen desde los primeros años de escuela. No es el nacionalismo el que nos ayudará en este momento, sino el trabajo de la clase obrera el que permitirá reconstruir todas las zonas afectadas. Hay que tener conciencia clara ante este hecho para después, cuando haya que pensar cuál proyecto político apoyar, no caer en la trampa de apoyar a burgueses que manejarán de manera ineficiente los recursos y en función del enriquecimiento de pocos, sino plantear seriamente una alternativa revolucionaria y socialista de la clase trabajadora.

 

Más en esta categoría: Marcha contra las Piñeras »

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...