Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Sobre la Ley de Aguas

Sábado, 06 Agosto 2016 16:34

 

Por: Gustavo Javier Molina Matute
Una vez firmada por más de 150 000 personas y ya el proyecto en corriente legislativa, se le empezaron a hacer modificaciones hasta dejarla irreconocible para lo que las personas costarricenses habían firmado, convirtiendo el agua en un bien económico, en completa concordancia con las políticas del Banco Mundial

 

La reforma que se le pretende hacer a la ley de aguas, fue impulsada por medio de iniciativa popular desde el 2010 cuando se recolectaron la cantidad de firmas necesarias para este fin; misma que buscaba garantizar que el agua no fuera convertida en riqueza para el capital nacional o extranjero.

Pero una vez firmada por más de 150 000 personas y ya el proyecto en corriente legislativa, se le empezaron a hacer modificaciones hasta dejarla irreconocible para lo que las personas costarricenses habían firmado, convirtiendo el agua en un bien económico, en completa concordancia con las políticas del Banco Mundial, por ejemplo, tal y como ha sido denunciado por la diputada Ligia Fallas.

El problema concreto de esta actual ley, se encuentra en las modificaciones que se le hicieron a la original donde se estipula al agua como un derecho humano innegable en cantidad y calidad, y no como un bien comercial; lo cual viene a poner entre dicho el acceso general al agua en un país que se pinta ante el mundo como conservacionista.

Esta es una situación inaceptable producto de las presiones de organismos internacionales como el FMI o BM, pero además es producto de la ineptitud de una clase política dominante que no es capaz de enfrentar de ninguna forma esas presiones. Dentro de esta clase dominante se encuentran: PLN, PAC y FA.

No es nada nuevo que esta ineptitud y complicidad venga de partidos de empresarios como el PLN o el PAC; lo novedoso del asunto es el descaro con que el Frente Amplio cedió a esas presiones y prefirió pactar con la burguesía mundial, en el mismo tono en que ya antes ha estado a favor de proyectos de ajuste a la clase trabajadora.

Ya se le había venido criticando al Frente Amplio por sus las políticas parlamentaristas, sectarias-oportunistas y con poco contenido revolucionario, desde la izquierda; pero es en esta situación donde se hace más evidente las limitaciones del cabildeo político, sobre todo proviniendo de un partido que no se ha preocupado en lo mínimo en organizar a la clase trabajadora para salir a luchar; al punto que que este tipo de políticas solo ha garantizado que ese partido se traslade cada vez más hacia la derecha en el plano político, hasta el vergonzoso punto de ser “la izquierda de la derecha”

Bajo las premisas expuestas con anterioridad es la responsabilidad del trotskimo y de otros sectores honestos de la izquierda salir a luchar por la defensa del agua, ya que si algo queda claro (y que se visualizaba desde la la campaña del Matrimonio Igualitario) es que sin un partido socialista y revolucionario con amplia inserción en el movimiento ecologista no hay ninguna conquista que se pueda esperara de los actuales partidos con presencia parlamentaria.

Ante esta tarea es que hemos empezado a construir Organización Socialista como un espacio que, en lucha permanente contra el sectarismo (de la mayoría de las organizaciones trotskistas) y el oportunismo (de la dirección del Frente Amplio) ponga en pie una alternativa política para amplios sectores (empezando por la clase trabajadora) y que logre vehiculizar todas las conquistas sociales que la clase dirigente es incapaz de llevar adelante.

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...