Lunes, 16 de Julio de 2018

En medio de las elecciones ataques a la clase trabajadora

Martes, 06 Marzo 2018 19:57

Por Estefanía R.

 

El pasado miércoles 28 de febrero la Asamblea Legislativa acordó pasar por la vía rápida la propuesta de ley para el “fortalecimiento de las finanzas públicas” presentado por el Gobierno, cuando durante toda la contienda electoral la situación fiscal del país fue el gran ausente. Así mismo la propuesta fue acompañada por otras mociones de vía rápida, presentadas por el Movimiento Libertario (ML), que constituyen claros ataques a las y los trabajadores: Ley general de electricidad, ley de empleo público, ley de apertura del monopolio de RECOPE.

Fotografía tomada de Crhoy Fotografía tomada de Crhoy

En cuanto a la propuesta de ajuste fiscal, esta no sólo no resuelve el déficit financiero en las cuentas nacionales, sino que incluye la carga tributaria mediante el IVA que lesiona de manera directa la capacidad de consumo de las personas. Es claro que el Gobierno del PAC, cada vez que plantea políticas para el saneamiento de las finanzas públicas lo hace mediante ataques a la clase trabajadora.

El proyecto se presenta a la opinión pública como “progresivo”, es decir, que grava las grandes rentas antes que al consumo. Sin embargo, para la estructura del Estado y sus instituciones de recaudación fiscal no es posible garantizar que ello ocurra. Esto se debe a que el manejo de las instituciones está en manos de representantes de los empresarios y a que las grandes rentas se escapan a los ojos de la burocracia estatal.

Es claro que Hacienda no exigirá que las empresas abran sus libros de contabilidad, como sí se haría en un gobierno de trabajadores y trabajadoras, entonces ¿Cómo sabrá Hacienda lo que ganan los empresarios que están protegidos por todas las leyes que respaldan su derecho a la propiedad privada y al secreto bancario?

Ante esto el Gobierno responderá que el IVA grava por medio de las transacciones, transacciones que terminan recargando en los consumidores ese peso impositivo debido a que éste se traslada a quien adquiera el bien o servicio.

En el proyecto de ley se aclara que serán objeto de impuestos el transporte, alimentos enlatados y empacados, así como un 4% a los libros y servicios privados de educación y salud, entre otros. Al respecto de estos últimos rubros cabe resaltar la cantidad de jóvenes de clase trabajadora que, al no ser aceptados en universidades públicas tienen como única opción estudiar y trabajar o incluso pedir préstamos para completar su educación.

Por otro lado, los gravámenes en las rentas no sólo se refieren a las de las empresas, que porcentualmente no sufrirán mayor impacto, sino que se incluyen la homogenización del 15% para remesas de las que viven familias trabajadoras dentro y fuera del país.

La propuesta de vía rápida fue ampliamente aceptada por la mayoría de partidos en la Legislativa, con exclusión del ML –partido de derecha liberal- y el Frente Amplio (FA) –la izquierda reformista-. Por un Lado, el FA ha expresado descontento al respecto de algunos puntos como los impuestos a la educación y la salud, mientras que el ML que se opone a todo tipo de impuestos que lastimen el bolsillo de los empresarios.

Esta situación llama la atención debido a que el FA está por acabar su periodo legislativo con 9 diputados para iniciar el próximo con un solo puesto, esto como resultado de la confianza que ha depositado en el Gobierno del PAC y los procesos del Estado burgués; por otro lado, el ML también ha sido liquidado tras la pasada elección, probablemente porque a pesar de presentarse como opción de derecha liberal, no acaba de recibir el apoyo de la burguesía. En este sentido el FA termina con las manos atadas, lejos de la tarea de organizar trabajadores, y cerca del ML en sus protestas contra el ajuste.

Para enfrentar la crisis fiscal es necesario frenar el pago de la deuda externa, asumir control obrero en la producción y la administración de las empresas y el Estado, y cobrar impuestos a los que más tienen y no a los consumidores, ello no será posible si no se les exige a las empresas abrir sus libros de contabilidad.

En la segunda ronda electoral ningún contendiente será capaz de frenar la crisis fiscal pero sí de recortar y lesionar el poder adquisitivo de las y los trabajadores, es por ello que llamamos a toda la clase trabajadora a votar nulo en esta segunda ronda. Desde Organización Socialista consideramos necesario que toda la izquierda se anticipe a la aprobación de esta reforma y ponga sus esfuerzos en organizar a la clase trabajadora contra el ajuste fiscal.

Esta crisis no es producto de las decisiones de las y los trabajadores, sino del manejo y el crecimiento de la deuda que han impulsado los partidos que apoyaron la moción de vía rápida el miércoles 28 de febrero.

Editorial

25/06/2018 01:52 | Editorial

25 de Junio: Organizar Comités de Huelga en todo el país

Desde Organización Socialista, la corriente feminista internacional Pan Y Rosas y la…
Leer más...
30/04/2018 03:28 | Editorial | Ajuste | Clase Trabajadora | PAC | Carlos Alvarado

¡Este Primero de Mayo movilizar hasta detener los ataques del Gobierno!

Este primero de Mayo marchemos contra el ajuste fiscal que impone el…
Leer más...

Publicaciones

24/04/2018 22:21 | Publicaciones Socialistas | Nicaragua | Daniel Ortega | Clase Trabajadora

¡Contra los ataques de Ortega a la clase trabajadora!

En días anteriores Nicaragua estuvo al rojo vivo por la intensidad y rapidez con que movilizaciones estudiantiles y populares se…
Leer más...
25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...