miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Debate en el movimiento feminista Una crítica a la defensa del Estado como método de lucha

Miércoles, 11 Abril 2018 17:59

Paola Zeledón

 Pan y Rosas y OS

 

Como aporte a la construcción de movimiento de mujeres presentamos la siguiente crítica a la defensa del estado como método de lucha en el feminismo.

 

 

 

 

El movimiento de mujeres viene despertando en el mundo, hace pocos días en San José fuimos partícipes del #8M: una movilización de miles, donde se puso en evidencia que los ataques patriarcales a nuestros derechos y la violencia que vivimos diariamente las mujeres tendrá como respuesta nuestra fuerza de organización y movilización.

Vemos cómo en varios países hubo marchas masivas en repudio al asesinato de Marielle Franco en Brasil a manos de la policía militar, hace dos años asesinaban a Berta Cáceres en Honduras por luchar y también hubo repudio en las calles; el movimiento de mujeres debe tener claro que ¡ninguna agresión puede quedar sin respuesta!

Dentro del feminismo en el país, como cualquier otro movimiento, existen distintas perspectivas políticas y estratégicas: desde las feministas aliadas al Gobierno PAC y defensoras de la “institucionalidad”, hasta el feminismo socialista, con una marcada diferenciación de clase que impulsamos desde Pan y Rosas. Como aporte a la construcción de movimiento de mujeres presentamos la siguiente crítica a la defensa del estado como método de lucha en el feminismo.

 

El Estado es responsable

 

El aumento dramático de los femicidios durante las últimas semanas ha creado un ambiente de rabia e indignación en el feminismo, dicha rabia debe ser canalizada de forma política, con más organización de mujeres, independencia del gobierno y más movilizaciones. La situación política actual plantea una serie de debates dentro del feminismo, uno de ellos tiene que ver con la idea de que luchar contra el patriarcado incluye defender partes del estado y sus instituciones. Que ante la violencia patriarcal y los ataques de los políticos de la burguesía (religiosos o no) las mujeres tenemos en las instituciones estatales un “refugio”, instancias que “nos protejen”.

Incluso hay quienes plantean que el Gobierno debe decretar “estado de emergencia” frente a los femicidios. No tenemos claro qué significaría esto ¿mayores recursos para la Fuerza Pública que reprime nuestras manifestaciones? ¿fortalecimiento del Poder Judicial que deja libres a los agresores? ¿en general más poder para el Estado?

Cada agresor y femicida es culpable y exigimos castigo, sin embargo la responsabilidad cae también sobre el Estado burgués de conjunto, que es patriarcal y por esto garantiza la apropiación privada de nuestros cuerpos y vidas: negando el derecho al aborto por ejemplo. Sus estrechos límites ofrecen a las mujeres enfrentar la violencia de forma individual y mediada por el ámbito judicial, lo cuál no hace más que fortalecer su capacidad represiva de conjunto, y luego es utilizada contra los movimientos sociales incluido el feminista como ha venido sucediendo desde la noche del 8M con represión y provocaciones.

Es necesario cuestionar este ángulo punitivista y separatista que iguala a los agresores individuales con la opresión patriarcal estructural. Es que si aumenta el número de condenas por violencia o la cantidad de mujeres en programas de “equidad de género”, esto no quiere decir que la sociedad sea menos patriarcal o que nuestra lucha está terminada...hace falta una transformación social profunda, que desde nuestra perpectiva pasa por una revolución socialista.

La orientación de algunos sectores del feminismo que se limita, por ejemplo, a la defensa del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) toma algo de fuerza en tanto el partido evengélico Restauración Nacional plantea el cierre de dicha institución, con un discurso que en el fondo es un ataque a todas las mujeres y a las feministas organizadas de conjunto. Es necesario cuestionar el papel de dicha institución respecto de la violencia patriarcal, que como otras del estado costarricense cumple el rol de apaciguar los reclamos de las mujeres y ayuda a crear una ilusión de normalidad en la que los femicidios serían algo fuera de la norma y no expresión cotidiana del patriarcado en el capitalismo.

 

Organización independiente y lucha en las calles para combatir el patriarcado

 

Es claro que la defensa del estado como estrategia y método de lucha para el feminismo es, por lo menos, muy limitada y lleva a confundir cuál es realmente el enemigo, a confiar en el gobierno. Algo que el PAC y sus figuras “progres” han sabido explotar electoralmente así como durante su gestión para contener al movimiento de mujeres y detener la movilización.

Como si las miles de mujeres trabajadoras precarizadas, migrantes, las de zona franca, de piñeras o las trabajadoras públicas fuesen a cambiar sus condiciones de vida sin una transformación profunda de todas las relaciones sociales, sin organización y lucha independiente. Convertirse en “emprendedora” no saca a nadie del patriarcado, la perspectiva socialista de refundar la sociedad entera en función de los intereses de la clase trabajadora sí plantea esa posibilidad.

Lo cierto es que el INAMU sigue intacto así como las instancias del Poder Judicial y las pocas leyes que castigan la violencia, pero no han sido capaces de evitar el dramático aumento en los femicidios en lo que va del año. Todas estas mujeres tenían condiciones de riesgo y “calificaban” para sus programas...pero proteger las vidas de las mujeres y luchar contra el patriarcado no es parte de las funciones del Estado, sino todo lo contrario.

Desde Pan y Rosas impulsamos un proyecto internacional dentro del feminismo socialista, ponemos nuestra fuerza militante en la organización independiente de las mujeres para luchar contra toda forma de violencia patriarcal. Enfrentamos los ataques del estado, las iglesias y los patrones en varios países del mundo como Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Bolivia Perú, Venezuela, en el Estado español, Alemania, Francia, Italia y Estados Unidos.

Sabemos que ningún gobierno de la burguesía es capaz de modificar la situación de las mujeres de conjunto y mucho menos el de “unidad nacional” que planea Carlos Alvarado del PAC. Por esto luchamos por el aborto legal, impulsamos la creación de Comisiones de Mujeres en los centros de trabajo y estudio, además le planteamos al movimiento de mujeres que sigamos convocando asambleas y movilizaciones para que siga temblando la tierra con el grito de ¡Ni Una Menos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Editorial

26/11/2018 17:08 | Editorial | Huelga Indefinida | Reforma Fiscal | Plan Fiscal | PAC | Carlos Alvarado

¿Qué Hacer para Derrotar la Reforma Fiscal?

Después de meses las bases de la clase trabajadora pueden estar cansadas…
Leer más...
09/09/2018 16:48 | Editorial | Huelga Indefinida | Carlos Alvarado | Gobierno | Sindicatos | Clase Trabajadora

Declaración: Garanticemos la Huelga General Indefinida.

Es necesario garantizar lo que plantea la convocatoria, es decir garantizar la…
Leer más...
25/06/2018 01:52 | Editorial

25 de Junio: Organizar Comités de Huelga en todo el país

Desde Organización Socialista, la corriente feminista internacional Pan Y Rosas y la…
Leer más...

Publicaciones

24/04/2018 22:21 | Publicaciones Socialistas | Nicaragua | Daniel Ortega | Clase Trabajadora

¡Contra los ataques de Ortega a la clase trabajadora!

En días anteriores Nicaragua estuvo al rojo vivo por la intensidad y rapidez con que movilizaciones estudiantiles y populares se…
Leer más...
25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...