Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Frente a la violencia patriarcal del Estado y la Iglesia: ¡organización feminista ya!

Domingo, 03 Diciembre 2017 06:13

 

Fernanda Quirós Moya

 

El 24 de noviembre, a eso de las 5:30 de la tarde, dio inicio una manifestación por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Allí, asistieron colectivos, organizaciones políticas, organizaciones feministas, así como mujeres y hombres independientes. En países como Argentina, Chile y México, las mujeres han alzado su voz con consignas como “¡por el derecho a decidir!” y “Ni Una Menos”, por lo que no se trata de un fenómeno particular en el país, sino de una tendencia internacional de ascenso en las luchas feministas.

 

Desde Organización Socialista formamos parte de la organización de esta manifestación, donde cientos de personas se atrevieron a lanzar consignas que exigían el derecho democrático al aborto, señalando al Estado como primer responsable de las muertes de mujeres a manos de agresores patriarcales. Precisamente, un aspecto particular de la manifestación, fue que ésta se caracterizó por ser independiente del gobierno y la institucionalidad. Después de casi 4 años de pasividad y confianza ciega en las figuras del PAC que no tuvo ningún resultado concreto, es consecuente que tantas personas salgan a marchar contra la violencia patriarcal, violencia de la que el Estado, los grupos conservadores, y la Iglesia, son cómplices.

 

Es fundamental para el feminismo profundizar este importante paso adelante de romper la confianza en el gobierno del PAC, puesto que éste es responsable de los 25 femicidios que se han dado en el 2017, ha sido responsable de los 1026 nacimientos por “relaciones impropias” (así se denomina legalmente el sostener relaciones sexuales con menores), ha callado miles de denuncias por acoso sexual callejero, por violencia doméstica... es cómplice, además, de la brecha salarial entre hombres y mujeres cuya diferencia en la ocupación gira en torno a los 500 mil puestos de trabajo en favor de los varones. El Estado junto con la Iglesia, legitiman la apropiación privada y la mercantilización de los cuerpos femeninos.

 

Otra demostración de la inoperancia de las instituciones frente a la violencia patriarcal es que, mientras el gobierno sale a dar asueto para la marcha convocada por el INAMU, por otro lado, reprime mujeres de clase trabajadora, mujeres campesinas, mujeres vendedoras ambulantes. Es el mismo Estado que reprime a mujeres trans, y el mismo que calla las muertes de mujeres por abortos clandestinos1.Principio del formulario

 

Sobre la construcción de un Frente Único Feminista en Costa Rica

 

Luego de esta jornada es necesario hacer balance sobre la estrategia y la política que ha estado impulsando las organizaciones que componen el feminismo en Costa Rica; y sus tareas frente al ascenso en la lucha contra el patriarcado a nivel internacional, esto es necesario además en la medida en que surgen nuevas experiencias de lucha y también nuevas activistas para no reproducir los errores del pasado.

 

Al respecto consideramos que la orientación de construir el espacio Foro del Aborto, donde se hable sobre las verdades y los datos respecto del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y el aborto en América Latina, es absolutamente correcta; en contraste con la orientación de algunas compañeras que decidieron no participar de este tipo de espacios y desde donde se hizo el énfasis en lo “riesgoso” de emprender una campaña de esas dimensiones.

 

Cientos de mujeres haciéndo suyas las consignas a favor del aborto en la manifestación del 24 de noviembre, así como ocurrió en el Paro Internacional de Mujeres el 8 de marzo, indican que, en estos momentos es factible y necesario llevar a cabo una lucha por el derecho de las mujeres a decidir sobre nuestros cuerpos.

 

Por otro lado, consideramos una mejora que las compañeras de Las Rojas2 cambien su orientación hacia una “coordinación feminista” respecto de lo que planteaban a propósito del 8 de Marzo, cuyo eje giraba en torno a la confianza en el estado mediante el fortalecimiento del INAMU. Sin embargo, surge la pregunta ¿que ocurrió con su orientación hacia el espacio Ni Una Menos? ¿Consideran que ya no debe construirse ese espacio o simplemente desapareció?

 

Sobre dicho espacio, una experiencia que pudo ser punta de lanza para las luchas de las mujeres, es necesario apuntar que con el paso del tiempo (y ni siquiera mucho tiempo) se demuestra correcta la propuesta que hacíamos en marzo de construir un Foro del Aborto y no una efímera “coordinación”, también cuando planteamos que no debe quedar una sola forma de violencia sin respuesta, pero que estas respuestas deben darse desde la combatividad y la organización, no desde la desmoralización, y las presiones personalistas. Creemos, en cambio, en la necesidad de que luchemos políticamente, de manera permanente e independiente del gobierno, contra todo tipo de violencia patriarcal y con cada vez mayor cercanía con la clase trabajadora y sus experiencias de lucha.

 

Al feminismo y a la izquierda que se atrevió a organizar y asistir a una manifestación separada del gobierno les proponemos formar un Frente Único que según Trotsky (para el caso de la lucha de la clase trabajadora):

 

plantea justamente la unidad de la clase obrera para enfrentar a la burguesía más allá de las divisiones que impone la burocracia (política y sindical) y de esta forma que los trabajadores puedan hacer una experiencia en la acción con sus direcciones reformistas y burocráticas donde los revolucionarios puedan mostrarse como los más consecuentes y decididos y así avanzar en su influencia producto de esta experiencia común (Lizarrague & Maiello, 2015).

 

Esta definición la trasladamos al plano de la lucha contra el patriarcado como lo presenta la compañera Andrea D’Atri dirigente de la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas, un frente de esta naturaleza en Costa Rica constituiría en la participación de las agrupaciones que estén de acuerdo en impulsar luchas:

 

por las demandas postergadas del movimiento de mujeres, especialmente por el derecho al aborto y contra el accionar de las redes de trata y prostitución que proliferaron en los últimos años, y también en numerosas ocasiones que lo requirieron grandes acontecimientos políticos internacionales (El feminismo y la izquierda a propósito del Bicentenario, 2010).

 

Consideramos que esta es la propuesta más acertada para construir un espacio donde todas las organizaciones y las mujeres puedan avanzar en el debate y la conquista de reivindicaciones como el derecho a decidir, Ni Una Menos, la inserción laboral y la disolución del trabajo doméstico, así como otras consignas que nos acompañan en cada marcha y de las que estamos seguras hay acuerdo general. Porque en medio de la discusión somos capaces de crecer más, de aglutinar más energía, y plantarnos como una fuerza viva contra los ataques y la persecución provenientes del Estado y de los sectores más conservadores.

 



 

1 En Costa Rica, no hay cifras y/o registros de muertes de mujeres producto de abortos clandestinos debido a que es una práctica penada con cárcel, además denota la poca preocupación de las autoridades como el INAMU y demás en torno a la salud de las mujeres.

 

2 Manifestaciones como la del 24 de noviembre, no son una plataforma electoralista por parte de grupos que, sin garantizar aportar a la organización u orientación política de la misma, se aprovechan de la coyuntura, para hacer campaña electoral. Esperamos que el giro a la izquierda en la política de las compañeras se deba a razones más profundas que las presiones electorales.

 

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...