Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Intervención LGBTTI en la lucha de clases

Domingo, 09 Julio 2017 18:25

Presentamos un texto de Gustavo Javier Molina Matute, que fue utilizado en nuestra jornada de formación hace unos días.

 

Introducción

 

En la antigüedad, hay un sinfín de ejemplos de homosexualidad, bisexualidad, travestismo, transexualidad y ambigüedad sexual en las diferentes civilizaciones primitivas alrededor del mundo por lo que para entender el concepto de la diversidad sexual, tal y como la percibimos hoy en día, hay que tomar en cuenta que ésta se empieza a gestar con la caída del imperio romano y con el surgimiento de las monarquías católicas en Europa.

 

La diversidad sexual, desde que es entendida como una anomalía en el comportamiento de las personas, ha servido como un elemento segregatorio para que las clases explotadoras perpetúen su poder político sobre la clases explotadas; inclusive se encuentran datos de la edad media dónde las teocracias europeas penalizaron el crimen de la sodomía la cual, jurídicamente hablando, era definida directamente por la Iglesia católica, entendiéndola en el sentido jurídico más estricto de la palabra como la sexualidad que no procrease: esto incluía las relaciones homosexuales, la masturbación, las relaciones sexuales con fines recreativos, el uso de métodos anticonceptivos, algunas posiciones sexuales que para aquella época se creía que reducían la posibilidad de procrear[1] y cosas tan aberrantes como la pederastia eran consideradas como sodomía solo por el hecho de no servir vía reproductiva. Hay que tomar en cuenta que durante la santísima inquisición, el clero estuvo muy interesado en acusar de sodomía a los señores feudales para que la iglesia se hiciese más y más de grandes porciones de tierra y aumentase su poder adquisitivo y político.

 

Inclusive, hay lugares de la Europa del medioevo en que la iglesia católica practicaba en algunos casos, sobre todo en los casos de indigencia de ex soldados, una ceremonia matrimonial a personas del mismo sexo, sobre todo a hombres, llamada fraternitas iurata y también ordo ad fratres faciendum, que literalmente significaba hacerlos hermanos pero con beneficios que proveía jurídicamente del matrimonio tradicional como el derecho al bien patrimonial, la herencia y protección jurídica al “fraternitado” de las parejas. En este sentido, podemos sacar la conclusión que el gran inconveniente para la iglesia, que representaba parte del sistema jurídico de la época, era directamente la regulación de la natalidad en un sistema económico tan poco productivo como el feudal que literalmente necesitaba de miles de siervos para hacer rico a una sola familia, y más si tu negocio se basa literalmente en el diezmo de tus feligreses.

 

Revolución Industrial

 

Como ya se había señalado, es en el medio evo cuando se empieza a gestar la percepción de la diversidad sexual como contraria a la moral imperante, pero es hasta la industrialización que la diversidad sexual se convierte en una subcultura.

 

Durante la revolución industrial en Europa, hubo una fuerte migración de personas del campo a la ciudad, desmembrando relaciones sociales milenarias en el campo y reconfigurando necesariamente a la familia. Nuevos cientos de jóvenes vivían ahora en ciudades y experimentaron por primera vez el salario y la soltería[2], por lo que nacieron lugares clandestinos para la socialización; el hecho de ser clandestinos significaba un ambiente propicio para el nacimiento de una pequeña comunidad sexualmente diversa dentro de la clase, ahora trabajadora[3], y señalo que esta nueva comunidad era explícitamente de la clase trabajadora porque antes de este periodo de éxodo en la historia no existía esta comunidad sexodiversa; lo que existían eran intelectuales y aristócratas homosexuales que pasaban desapercibidos como los típicos “ricos excéntricos”: la clase era directamente lo que definía si eras sencillamente un excéntrico o un sodomita que atentaba contra “la moral y las buenas costumbres”. También es importante señalar que en este periodo de la historia fue la policía quién terminó de dar una definición más actual al concepto de sodomía, ya que durante las redadas y la represión, arrestaban por sodomía únicamente o mayoritariamente a la diversidad sexual. A partir de este punto en la evolución del capitalismo, la palabra sodomía se vació dejando casi únicamente a las personas sexualmente diversas por lo que las leyes antisodomitas dejaron de perseguir progresivamente a quiénes se masturbaban y quiénes recurrían a métodos anticonceptivos; y popularmente se empezó poner a la diversidad sexual en el mismo plano que la sodomía y la pederastia, en una suerte de convención social.

 

La Socialdemocracia

 

A mediados del siglo XIX, en una Europa mucho más moderna, el reino prusiano [4], se convirtió en el epicentro dónde se empezó a hacer política en pro de los derechos de lxs homosexuales, con dirigentes políticos de la academia como Magnus Hirschfeld y el comité científico humanitario. Su política se basaba en “educar” a la sociedad a través de publicaciones de investigaciones científicas y culturales [5], es importante destacar que estos estudios vienen a introducir la palabra homosexual a partir de este momento.

 

El aporte más importante del comité científico humanitario, en el sentido de su orientación política, fue el de impulsar el Congreso Internacional de la Liga Mundial por la Reforma Sexual, ya que atraía intelectuales de todas partes del mundo para hacer ciencia con respecto de lo que en ese entonces no se tenía noción, la diversidad sexual. Este movimiento fue cooptado por la misma socialdemocracia que había asesinado a revolucionarios como Rosa Luxemburgo y la misma socialdemocracia cuyo decoro político pequeño burgués no pudo enfrentar el retroceso que significó cuando el Reichstag despenalizó la sodomía y penalizó explícitamente las relaciones sexuales entre hombres 1860, lo que se convertiría en una batalla que tuvieron que librar sin éxito por casi medio siglo, como por ejemplo; en 1905 con más de 5000 firmas ni siquiera lograron que se discutiera el asunto en el parlamento, o como en 1910 el artículo se extendió para penalizar las relaciones sexuales entre mujeres. Una historia de fracasos dio un giro cuando el 1918, los trabajadores del partido socialdemócrata se tomaron el poder y derrocaron a la monarquía prusiana; sin embargo, la socialdemocracia se vio totalmente inútil a la hora de satisfacer las necesidades de trabajadores y el partido comunista quiso impulsar la igualdad, entre muchos otros ámbitos, para homosexuales como sus homólogos bolcheviques; el comité científico humanitario se negó a luchar junto al resto de la clase trabajadora y prefirió seguir la “vía legal”, no pudieron subsistir los embates del nacismo.

 

Zarismo

 

En el caso del Imperio Ruso, muchas de los avances económicos y productivos pasaron mucho después que el resto de Europa. A finales del siglo XIX y a inicios del siglo XX, Rusia era la monarquía más atrasada de Europa, teniendo muchas características del feudalismo; en este sentido el Zarismo emprendió la tarea de la industrialización, dando concesiones a empresas extranjeras e importando tecnología, técnica y mano de obra extranjera de todas partes de Europa; lo que no se previó fue que venían de polisones ideas socialistas con trabajadores extranjeros.

 

Ahora bien, otro elemento de relevancia para una caracterización de la época fue que Rusia entró a un proceso de industrialización, y por tanto provocó un éxodo del campo a la ciudad; este proceso de éxodo de incrementó porque este proceso de industrialización coincidía producto de una hambruna grave en el campo que dejó el trabajo asalariado recién abolida la servidumbre unas décadas atrás.

 

La gran difusión de la propaganda socialista aunado con el gran éxodo que se estaba dando, fueron elementos imprescindibles para caracterizar a la nueva clase obrera en Rusia, ya que ambas significaban la organización “en masa” de trabajadores y trabajadoras.

 

El desarrollo desigual asaltó a la monarquía por sorpresa y terminó forjando relaciones sociales, las cuales estaban siglos adelantadas políticamente en comparación del viejo sistema jurídico ruso imperial, como para hacerles frente. Con respecto a la penalización de la sodomía habían dos problemas para el zarismo: en primer lugar tenían legislación muy parecida al medio evo como para perseguir de manera eficiente a la diversidad sexual que ya presentaba comunidad; inclusive, a pesar de la persecución zarista a la diversidad sexual, existían figuras públicas homosexuales en el zarismo como Sergei Alexandrovich y compositores famosos como Pyotr Ilich Tchaikovsky. La otra problemática es que esta población estaba más politizada que sus pares en el resto de Europa, producto a una característica generalizada del resto de la clase obrera rusa, caracterización expuesta anteriormente.

 

Después del alzamiento social 1905, el Zar Nicolás II se vio obligado a abolir la censura del zarismo y una serie de figuras artísticas y políticas sexualmente diversas salieron a la luz con ansias de esa libertad que enchispaba el ambiente.

 

 

Bolchevismo

 

1907 fue el año en que la clase trabajadora se tomó su destino en sus manos y establecieron el mayor de los gobiernos obreros por medio de la revolución rusa (bautizada por Lenin como el Festival de los oprimidos). En diciembre de 1917, los bolcheviques lograron lo que la socialdemocracia no había logrado en medio siglo; los bolcheviques legalizaron la homosexualidad: borraron la penalización de la sodomía y legalizaron las relaciones homosexuales, definiéndolas como el acto consentido entre personas del mismo sexo que no dañara la integridad física, moral o intereses de terceros; pues “La legislación soviética declara la absoluta no interferencia del Estado y la sociedad en las cuestiones sexuales […] Respecto a la homosexualidad, sodomía y otras formas de placer sexual, que en la legislación europea son calificadas de ofensas a la moralidad, la legislación soviética las considera exactamente igual que lo que se conoce como relación natural” , según escribía Grigorii Batkis (director del instituto moscovita de higiene social) en su panfleto titulado “Revolución Sexual en Rusia”

 

Lo que estaba sucediendo en Rusia era una revolución social, que significa desintegrar todas las relaciones sociales existentes y construir nuevas, por lo que la Revolución sexual no permitía moralistas sonrojados, exigía la seriedad del caso por lo que los bolcheviques impulsaron las políticas necesarias para eliminar la opresión sexual, como la legalización del aborto libre, legal y gratuito, el derecho al divorcio, eliminando la institución del matrimonio como una institución patriarcal y desmembrando la institución de la familia: creando comedores, lavanderías y guarderías populares; ahora la tarea de criar las futuras generaciones era un asunto de todos y todas. Por primera y única vez en la historia, las minorías sexualmente diversas tenían derecho a formar parte de y formar familias, familias revolucionarias.

 

Inclusive, la delegación soviética fue la delegación más importante en el congreso internacional de la liga mundial por la reforma sexual, la cual incluso llegó a estar muy por delante que la de Magnus, que por años hubiese llevado la batuta, y es que los bolcheviques se plantearon la necesidad que, por medio de políticas materiales, la palabra homosexual se vaciara de cualquier contenido negativo.

 

El Estalinismo

 

Con un naciente gobierno acosado por la pobreza generada de una guerra civil, acosado por el imperialismo capitalista, por el surgimiento del fascismo en Europa, la derrota de la revolución alemana, la amenaza de una II Guerra Mundial a la vuelta de la esquina y un Lenin muy enfermo como para dirigir los asuntos del partido bolchevique, no pudo impedir el surgimiento de una figura como la de Stalin, a la cabeza del poder Bolchevique, que vino a poner en detrimento muchas de las conquistas de la revolución de octubre y convertirse en la contrarevolución sexual, instituyendo de nuevo la familia como núcleo de la sociedad soviética, aunque significase una virtud del viejo zarismo y de cualquier sociedad patriarcal, y el inicio de las purgas con la desaparición de campesinxs y revolucionarixs.

 

En este sentido, el estalinismo estaba de acuerdo con el imperialismo internacional y con la gran burguesía al afirmar que el fascismo y la homosexualidad tenían algo en común. Por una parte el estalismo afirmaba que la homosexualidad era una degeneración fascista que contraponía a la sexualidad bolchevique y obrera, y por otra parte el imperialismo y el estalinismo estaban de acuerdo en considerar que esta degeneración de las normas sexuales del nacismo devenían de una concepción medieval de la sexualidad más restrictiva, de la que la sexualidad era puesta en el mismo plano que la pureza y que esto daba origen a “patologías como la homosexualidad”.

 

Bajo esta concepción, y dentro de todo el retroceso que significó Stalin para la revolución rusa, la URSS dejó de enviar delegación al congreso internacional de la liga mundial de la reforma sexual, se penalizó de nuevo la homosexualidad, y con un régimen incluso más reaccionario que el zarismo, la diversidad sexual se le persiguió de manera sistemática e institucionalizada; desapareciendo inclusive a personajes importantes del partido como Nikolái Yezhov, Comisario del pueblo de Interior y supuesto camarada de Stalin, borrando cualquier rastro de que la revolución socialista también fue una revolución diversa.

 

 

El Nazismo

 

Con el surgimiento del nazismo en Alemania, se persiguió de manera sistemática a la clase trabajadora incluyendo a la comunidad sexualmente diversa, y en el nombre de la pureza racial se borró todo adelanto científico del comité científico humanitario, cualquier rastro de la liga mundial por la reforma sexual, e inclusive personas con prestigio dentro del partido Nazi.

 

Los Nazis fueron autores de atrocidades muy famosas como los campos de concentración, donde hacinaban, explotaban, torturaban y experimentaban con personas. Dentro de estos campos de concentración se clasificaban a los prisioneros por medio de un sistema de triángulos en el uniforme de prisioneros, estos tenían jerarquías: el triángulo púrpura estaba reservado para testigos de jehová quiénes eran los más privilegiados dentro del campo de concentración: trabajaban como sirvientes de oficiales alemanes, seguido estaba el triángulo rojo que estaba reservado para prisioneros políticos: el color era un reflejo de que la mayoría eran comunistas, los socialdemócratas que no pudieron escapar, algunos anarquistas y sindicalistas; luego le seguía el triángulo verde reservado para delincuentes comunes: el prototipo de reo; dentro de los reos con más privilegios del grupo de los más despreciados por el resto de reos, estaban los 2 triángulos amarillos arriba y abajo superpuestos entre sí, creando la forma de la estrella de David: reservado para los judíos; luego estaba más abajo el triángulo negro: reservado para los asociales como lesbianas, feministas, prostitutas, algunos anarquistas, sin techo, personas con discapacidades diversas, alcohólicos y drogadictos; por último estaba el triángulo rosa: reservado para hombres homosexuales, a pesar que los triángulos amarillos y el triángulo negro eran agredidos por otros reos, solo el triángulo rosa era agredido, humillado y violado con el aval de los guardas y la administración Nazi.

 

Al terminar la guerra y cuando el ejército de Stalin y de los aliados de occidente invadieron Alemania, los campos de concentración Nazi fueron desmantelados y todos los reos fueron liberados, excepto los que tenían un triángulo rosa en el uniforme, este grupo fue trasladado a otros campos de concentración en países aliados y a los Gulag en Siberia.

 

Después de estos acontecimientos el triángulo rosa se transformaría en símbolo de la liberación gay, el mismo en un fondo negro en la liberación homosexual.

 

Lucha de la socialdemocracia en EEUU

 

Con grandes experiencias de la clase trabajadora y por tanto con grandes alcances de politización de la población sexualmente diversa aplastadas por el imperialismo, el fascismo y el estalinismo; la memoria histórica de activistas LGBTTI se vieron desintegradas, una generación de luchadores y luchadoras que transmitirían conocimientos, sencillamente desapareció.

 

Este fue el escenario perfecto para que en EEUU se configurara un movimiento que abogara por los derechos de gays y lesbianas, queriéndose parecerse a la burguesía y pequeña burguesía, un movimiento que buscase que el sistema imperante tuviera una cara más amable con los y las homosexuales: se trata del capitalismo rosa. El capitalismo rosa quería demostrarle a las clases explotadoras que la homosexualidad también era rentable: desfilaban con etiqueta y en silencio, escribían artículos de moda y cultura, hacían actos benéficos y se mostraban con sofisticación ante el público; querían legalizar la homosexualidad en EEUU y ponerla al mismo plano que la familia patriarcal, pero eran tan pusilánimes que usaban nombres ambiguos para describir sus fines políticos: grupos gays como Mattachine Society o lésbicos como Daughters of bilitis son ejemplos de estos grupos que se reunían para bailar y socializar el decoro, cuyas actividades políticas resaltaba la de desfilar por el congreso queriendo dar a entender que ellos y ellas también podían ser líderes.

 

 

Los disturbios de StoneWall y la reconfiguración de la Izquierda

 

El problema real de estos grupo es que no sentían la misma urgencia por la liberación LGBTTI porque al ser de la pequeña y gran burguesía no entendían lo que era ser un negrx o migrante latino y ser LGBTTI, no entendían lo que era ser un joven sin techo, una travesti o transexual obligada a prostituirse.

 

Por la década de los 50´s y 60´s, hubo un boom económico, lo que causó que más jóvenes tuvieran la opción de la inserción laboral y poderse dar el lujo de salir del clóset con sus familias y aun así tener un respaldo económico para garantizase ciertos elementos de vida que más adelante podrían establecer un ambiente de clandestinidad propicio para el desenvolvimiento de la vida LGBTTI.

 

Los barrios gays lujosos en la actualidad de New York y San Francisco, en esta época eran guetos donde se hacinaban a los homosexuales porque el sistema capitalista y patriarcal les imposibilitaba ser aceptados en barrios dignos. En estos barrios era común que los gobiernos locales les cortaban el agua y le restringiesen de otros servicios públicos, era común la represión por parte de la policía porque “qué van a hacer los playos”.

 

Siglos de opresión y una experiencia revolucionaria aplastada dejó marcas en el rostro de las personas LGBTTI que tenían la mirada baja, pues eran obligados a vivir la represión estatal, la opresión de la sociedad y la explotación de los bares gays dirigidos por las mafias del momento, los cuales cobraban sumas exorbitantes para que por unos momentos al día, las personas LGBTTI pudieran ser quiénes eran.

 

En la madrugada del 28 de junio de 1969, en Greenwhich, en el bar StoneWall inn paró la música y las luces se prendieron, muchos ya sabían lo que estaba pasando, un joven gay y migrante argentino salta del segundo piso por miedo a ser deportado e inmediatamente muere atravesado por una varilla: era la policía haciendo una redada porque la mafia no le había pagado el soborno a la policía.

 

La policía dividió en dos filas hombres y mujeres para pedirles la identificación y policías mujeres se llevaron a travestis y transexuales a los baños a ver qué genitales tenían, pues era ilegal tener más de dos piezas de ropa del sexo opuesto, a medida que fueron sacando a gente del bar, vecinos y vecinas LGBTTI del lugar, jóvenes sin techo que vivían en el parque y demás, se juntaron a las afueras del bar a ver qué era lo que pasaba. La perrera aún no había llegado al lugar por lo que los policías tuvieron que quedarse en el lugar; la indignación, frustración y rabia explotó cuando alguien dentro de la multitud gritó que la mafia no le había pagado a la policía, y la multitud empezó a lanzarles monedas y luego a golpearles, la policía tuvo que salir huyendo del lugar. Durante 3 días los habitantes de Greenwich no dejaron pasar a la policía y con todo el orgullo del mundo los dejaron a raya con todas las actitudes indecorosas que durante todo este tiempo mostraban solo en el bar. Incluso amenazaron a la mafia con quemarla con todo y bar si no se iban, por lo que se deshicieron de la policía y la mafia, y su bar fue por fin de ellos y ellas. Cuando la noticia llegó a la prensa burguesa, no se creyeron que “los playos, las tortilleras ni las travas pudieran hacer esa demostración de rebeldía” por lo que los primeros titulares salieron como “atentado de las panteras negras” o revuelta de estudiantes contra la guerra de Vietnam.

 

De esos disturbios nació el Frente de Liberación Gay, el cual no quería mezclarse con los viejos colectivos homosexuales porque estaban seguros que sentían tanto orgullo que no querían parecerse a la pequeña y gran burguesía.

 

El nivel de politización fue tanta que el FLG, luego Alianza de Activistas gay, impulsó movilizaciones que en cuestión de meses logró la legalización de la homosexualidad en EEUU; sin embargo no quedó el asunto ahí, empezaron a hacer política para poder mejorar aspectos que afligían la comunidad como la lucha contra los monopolios de las farmacéuticas con respecto a las curas y tratamientos del VIH, contra tratamientos para “curar la homosexualidad”, inclusive empezaron a hacer política más allá de la temática estrictamente LGBTTI y buscaron de manera activa hacer política junto a las feministas, las panteras negras, grupos revolucionarios de latinos, estudiantiles y con organizaciones de trabajadores.

 

Este tipo de politización a nivel de organización entre explotados y oprimidos tuvo trascendencia suficiente para reconfigurar a la izquierda de conjunto y el cómo ésta se piensa, no solo en EEUU sino en varias partes del mundo cuando por ejemplo en la época de la dictadura argentina muchos homosexuales militaron la organización socialista de trabajadores, o cuando organizaciones de izquierda lucharon por la despenalización de la homosexualidad a mediados de los 70´s en España, también cómo trabajadores mineros y grupos homosexuales lucharon codo a codo contra los ajustes neoliberales y la represión a la comunidad LGBTTI en Inglaterra de Margaret Tatcher.

 

Conclusión

 

La clase trabajadora también es una clase diversa, pues la historia nos ha demostrado que la comunidad LGBTTI es una parte esencial de la clase trabajadora. Es un error sectario pensar que la lucha LGBTTI no pasa por la lucha de la clase trabajadora y es ultraizquierdista pensar que la lucha socialista no tiene nada que ver con la lucha LGBTTI.

 

La Comunidad LGBTTI como actor social, es muy interesante puesto que todas las personas poseen una sexualidad con la cual identificarse, expresarse y relacionarse, el hecho de que esta no esté dentro de la heteronormatividad es totalmente independiente de la raza, sexo, la clase y la nacionalidad por lo que entender a este grupo facilita en varios sentidos la unidad de los explotados y oprimidos o en última instancia, la unidad de la clase trabajadora y que las clases explotadoras la ha segregado con pura ideología.

 

Ahora bien, con lo que respecta específicamente a la lucha LGBTTI, nos hemos dado cuenta a través de la historia de cómo las élites gay no representa los intereses de la población LGBTTI en su conjunto, solo representa sus propios intereses a tener la misma cuota de poder político que el resto de las clases dominantes, hay que aprender de nuestra historia y no repetir los errores de quiénes confiaron en el capitalismo rosa o parecidos en distintas épocas de la historia; por lo que la tarea radica en construir un movimiento de personas LGBTTI de abajo y construir junto con el resto de la clase trabajadora un partido revolucionario que luche por nuestros intereses, StoneWall nos recuerda que sí se puede y la revolución rusa lo que se puede lograr.

 

 

 

Notas, opiniones y comentarios del autor

 

[1] éstas incluían posiciones sexuales en las que la mujer estuviese arriba.

 

[2] El concepto de soltería viene a ser algo novedoso para la época de la revolución industrial, ya que en el campo a las personas se les casaba en cuanto tuviesen edad reproductiva.

 

[3] El ambiente clandestino ha sido durante la historia un lugar propicio para crear espacios de esparcimientos para la población sexualmente diverso por el hecho de ser clandestino no porque fuese un lugar seguro ya que, contradictoriamente, el lugar clandestino atraía otros elementos que se aunaban a la opresión, como sustancias ilícitas y la prostitución que atarían las redadas de la policía.

 

[4] Lo que se le llamó a Alemania antes de la fundación de la primera República Alemana

 

[5] En este punto, saqué la conclusión que la política de "visibilizar" las problemáticas de las minorías sociales, es una política pequeñoburguesa que no ataca directamente el origen político de las problemáticas de la opresión y por lo tanto de las relaciones sociales, y cuyo fin ultimadamente es justificar las apariencias, un vicio propio de la pequeñaburguesía. No digo que no se pueda informar a las masas sobre una problemática con el fin de organizar a la clase trabajadora pero nunca debe ser vista como una política estratégica en sí.

 

 

 

Bibliografía

 

Jean Nicolas, (1978), La cuestión Homosexual, Editorial Fontamara.

 

Marça Solé y Paso Gredilla, (2000), La lucha por la liberación gay y lesbiana, Organización Izquierda Revolucionaria.

 

John Boswell, (1994), Same-Sex Unions in Pre-Modern Europe.

 

Alan Bray, (2003), The Friend

 

-. (20/03/2013). 'Homosexualidad en Rusia III. Las reformas del Zar Alexander II' [des]variaciones: Percepciones de un género. Ponte en mi piel. Disponible en: http://www.ponteenmipiel.com/2013/03/homosexualidad-en-rusia-iii-las.html

 

-. Road To Freedom by Silvio J. Mendiandua. (31/10/2015). Los 10 Días Que Estremecieron Al Mundo, La Revolución Rusa de 1917. YouTube.com, Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Kavoek14G44

 

-. (02/06/2017). Sistema de marcado en los campos de concentración Nazis. Wikipedia.org. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_marcado_en_los_campos_de_concentraci%C3%B3n_nazis

 

Ava Ewald (09/05/2014). The Pink Triangle: A Badge for Gay Rights. YouTube.com, Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Qpt3Mp5Hf8M

 

Lewis Oswald. (2004). Homocaust: The gay victims of the Holocaust. Disponible en: http://www.hardenet.com/homocaust/index1.htm

 

-. (22/01/2016). Sex the Revolution, Part 3: Do your Thing. YouTube.com, Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=M-BhaYD-5L8

 

Serena Freewomyn. (03/10/2016). Revolutionary LGBT history: The Black Panthers supported gay rights. LGBTQ nation. Disponible en: https://www.lgbtqnation.com/2016/10/revolutionary-lgbt-history-black-panthers-supported-gay-rights/

 

-.(SF). Brief History of the Gay and Lesbian Rights Movement in the U.S. Disponible en: http://www.uky.edu/~lbarr2/gws250spring11_files/Page1186.htm

 

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...