Sábado, 18 de Noviembre de 2017

A propósito de la posición del PT de Costa Rica sobre Venezuela.

Martes, 13 Junio 2017 03:32

 

En la medida en que en las anteriores elecciones llamamos a votar por Héctor Monestel, ex candidato presidencial del PT, consideramos pertinente realizar un comentario a la posición del PT sobre Venezuela, que ha realizado exclusivamente para sus simpatizantes.

 

Por: Jorge Cruz.

Líderes de la MUD. Todos son burgueses. Líderes de la MUD. Todos son burgueses.

 

La discusión sobre Venezuela es una de las más importantes para el activismo y la militancia latinoamericana, ya que del desenlace de la situación se desprenderán consecuencias relevantes en varios sentidos. Ya la experiencia venezolana ha sido una enorme escuela de formación política que por casi 20 años ha marcado los debates dentro de la izquierda y consecuentemente en su desenlace quedarán marcadas líneas definitorias y estratégicas dentro de la izquierda. Esto es particularmente denso en las atomizadas sociedades centroaméricanas donde la figura “de los comandantes” ya de por sí ha tenido historia y constituye una especie de expectativa de amplios sectores de masas.

 

En un plano muy general, el solo hecho de que haya un debate de importantes dimensiones en torno a si estamos o no en una época de guerras, crisis y revoluciones, denota el tipo de diferencias en la caracterización sobre Venezuela que tenemos con el PT. Cuando menos deben anotarse dos elementos generales que hacen a la comprensión del marco sobre el que se desenvuelve la situación venezolana. En primer lugar la última revolución claramente triunfante se dio hace casi 40 años, en Nicaragua. En segundo lugar la caída de la URSS nos parece análoga a la caída de la Comuna de París, en el sentido de que tras la desaparición de ambas experiencias se instauró un clima reaccionario de importantes dimensiones, más profundo en el caso de la URSS debido a que fue una experiencia histórica mundial. De esta combinación, en términos generales, se desprende la debilidad aguda en la mayoría de los casos de las alternativas revolucionarias.

 

Lo anterior hace que, incluso cuando amplias masas se lanzan a reivindicar sus intereses más puntuales contra gobiernos burgueses reaccionarios y represores, no están instaladas ni en la clase proletaria ni en el “espíritu de la época” las propuestas del comunismo marxista como una alternativa real de sociedad anti-capitalista. Consecuentemente el trotskismo, que encarna la tarea histórica de un gobierno obrero, en general no es una alternativa política para las más amplias masas, salvo algunas excepciones como lo es el caso argentino donde el trotskismo está en la tarea de rebasar un techo electoral histórico y alcanzando a hablar con sectores más amplios de la clase proletariada y clases medias.

 

En este sentido, en esta época, se deben evitar posiciones teóricas que asuman que de manera espontánea las grandes masas explotadas durante el desenvolvimiento de sus procesos de luchas llegarán a conclusiones socialistas. La experiencia concreta en Egipto, Turquía y peor aún, Ucrania demuestra que masas explotadas luchando contra gobiernos ultra-reaccionarios pueden pasar a posiciones fascistas-nacionalistas antes que a conclusiones socialistas.

 

Respecto de la situación de Venezuela estas posiciones se traducen en que el PT estaría en las calles, al lado de las masas dirigidas por la MUD, con la consigna de “abajo el gobierno de Maduro” en primer lugar de todas las tareas políticas.

 

El PT interpreta que la MUD no es un enemigo de igual peso que Maduro y el ejército, sino que jerárquicamente antepone al gobierno como primer enemigo.

 

El problema de esta posición es que no da cuenta de que, si cayera Maduro, quien va a gobernar Venezuela usando los mismos métodos -o tal vez incluso peores- sería la propia MUD. El PT confía en que llegado el momento, su pequeña organización podría imponerse, como en un triple salto mortal, por encima de la MUD y del chavismo para dirigir las masas, por eso no ve problema en marchar junto con la MUD de manera invariable.

 

Sin embargo el que no esté instalada la alternativa del comunismo marxista en el “espíritu de la época” ni en la conciencia de masas es un reflejo complejo, en la razón, de la situación de la propia organización de las masas, del aparato de su organización. En este sentido el triple salto mortal que propone el PT para sí mismo en Venezuela difícilmente avanzará a través del conjunto de las organizaciones de masas que son hostiles a posiciones comunistas. Separa al PT de las masas el conjunto de organizaciones anticomunistas que es hoy la MUD y la centralización que imponen a través de aparatos de todo tipo alrededor de los cuales giran gravitacionalmente las amplias masas venezolanas. En una época claramente revolucionaria, esto no sería así, sino al contrario.

 

Por otro lado, es cierto que en Venezuela hay núcleos que han sacado las conclusiones de la independencia política frente a los bloques burgueses en pugna, en algunos casos empíricamente y en algunos casos mediados por teoría marxista, entendida en un sentido amplio.

 

La discusión táctica de cómo hablar con esos sectores es claramente muy importante, pues en algún sentido marcará el camino de las pequeñas organizaciones independientes y revolucionarias que hayan en Venezuela. Y hay, hasta ahora, solo dos posibilidades: ir a las marchas de la MUD a conversar con los asistentes y propagandizar e intentar agitar la independencia de clase o fortalecer núcleos que son organizativamente independientes de la MUD y del gobierno.

 

La táctica del triple salto mortal del PT en este sentido es cuasi suicida -al punto que colinda estrategicamente con el oportunismo y en los hechos con la independencia de clase-, mientras que la otra apuesta por fortalecer núcleos que si se mantienen independientes y no temen sacar las conclusiones políticas últimas a partir de la premisa de la independencia de clase, podrían crear espacios más grandes para atraer a los sectores de masas que de manera individual o un poco más ampliamente rompan tanto con el gobierno y la MUD. Esta táctica es un salto doble, y no mortal, y por lo tanto tiene más probabilidades de resultar en una época marcada por la dificultad de instalar la alternativa marxista en una región geopolítica -el Caribe- que de una manera u otra arrastra la derrota de dos revoluciones de la segunda posguerra: la cubana y la nicaragüense.

 

En ese sentido la política a desplegar en Venezuela debe pasar por la consigna ¡Ni Maduro ni la MUD! y bajo ninguna circunstancia marchar bajo la centralización organizativa de la MUD. Esto es particularmente importante en la medida en que en Venezuela hay una empate catastrófico para las masas.

 

El gobierno de Maduro podrá ganar o podrá perder. Pero el chavismo como alternativa a las conducciones burguesas está en crisis y muy difícilmente se recuperará de la derrota política de sacar al ejército para reprimir las movilizaciones. El chavismo se asienta bajo el que es tal vez el triunfo más importante de las masas en la región en esta época sin revoluciones: la derrota del golpe imperialista de 2002. Pero ser coyunturalmente antiimperialista no alcanza para ser alternativa al capitalismo, como ya lo demuestran los dirigentes cubanos como Raúl Castro que ha reinstalado todas las reglas de la economía capitalista en Cuba.

 

La crisis del chavismo es por ahora política, su política de “redistribución directa”, asistencial, de la renta petrolera y convivencia con el capitalismo ha entrado en crisis. Por ello se trata sobre todo de aprovechar el ámbito político y fortalecer la estrategia marxista. Para el fortalecimiento organizativo se debe evitar el enfrentamiento directo contra una fuerza ampliamente superior, como los es la MUD, creando un espacio que sea orgánicamente independiente de la burguesía. Con estos elementos y un buen periódico, existen posibilidades de crecimiento de los revolucionarios a mediano plazo en la región, condición básica para que las posiciones revolucionarias alcancen mayor difusión.

 

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...