Sábado, 18 de Noviembre de 2017

¿Feminismo y Marxismo? ¡Por supuesto!

Lunes, 20 Febrero 2017 20:53

Presentamos un texto donde exponemos la relación profunda que existe entre el marxismo y el feminismo, tanto en el plano teórico como en el político.

Por: Aurora Oreamuno.

 

Como parte de las tareas de divulgación de las ideas del marxismo, del socialismo científico, presentamos el siguiente texto, donde polemizamos con el texto Marxismo y Feminismoi, cuyas posiciones están tan alejadas del marxismo que hace necesaria una exposición adecuada de las ideas marxistas.

 

El problema es que cuando la LIT sostiene que: “Para el marxismo no existen dos sistemas: capitalismo y patriarcado, ni por tanto dos luchas políticas y sociales diferentes, paralelas. Hay un único sistema económico, político, social y cultural dominante, el capitalismo, que desde hace 100 años es imperialista”, niega fundamentos de la teoría marxista.

 

En primer lugar niegan el análisis que hace Marx sobre el Capitalismo en su Crítica a la Economía Política (El Capital), donde da cuentas de las contradicciones internas del Capitalismo y el proceso de mercantilización de la Fuerza de Trabajo. Tal como aparece en el apartado Compra y venta de la fuerza de trabajo, capitulo IV, es necesario que el vendedor de la Fuerza de trabajo sea libre y no esclavo.

 

(…)No obstante, para que el poseedor de dinero encuentre la fuerza de trabajo en el mercado, como mercancía, deben cumplirse diversas condiciones. (…)Bajo este supuesto, la fuerza de trabajo, como mercancía, sólo puede aparecer en el mercado en la medida y por el hecho de que su propio poseedor --la persona a quien pertenece esa fuerza de trabajo-- la ofrezca y venda como mercancía. Para que su poseedor la venda como mercancía es necesario que pueda disponer de la misma, y por tanto que sea propietario libre de su capacidad de trabajo, de su persona. Él y el poseedor de dinero se encuentran en el mercado y traban relaciones mutuas en calidad de poseedores de mercancías dotados de los mismos derechos, y que sólo se distinguen por ser el uno vendedor y el otro comprador; ambos, pues, son personas jurídicamente iguales. (…) (pp 203 y 204, en la Edición de Siglo XXI, vigecioctava reimpresión)

 

El Capitalismo transforma la manera en la que la esclavitud se presenta para los hombres y profundiza la manera en la que las mujeres la padecen, esa forma de esclavitud femenina, antigua, que data de los orígenes del Patriarcado, es la naturalización del trabajo doméstico y del cuido como tarea exclusiva de las mujeres. Bajo el Capitalismo, el poseedor de capital aprovecha la naturalización del trabajo doméstico para prescindir económicamente de las tareas de manutención del obrero, que bajo regímenes esclavistas fue deber del amo, para así poder comprar la fuerza de trabajo como una mercancía más.

 

En la historia de la humanidad han existido muchos sistemas económicos que han coexistido con el Patriarcado, pero ninguno se ha visto tan perfectamente complementado con éste último como el Capitalismo. En este sentido la LIT niega un principio tan fundamental del Marxismo que no les deja en contraposición con el Feminismo solamente, sino que se posicionan directamente contra Marx.

Pero esta aberración interpretativa de la realidad no se queda ahí, Engels en su obra El origen de la Familia, la propiedad privada y el Estado da cuentas de dos conclusiones políticas fundamentales. En primer lugar para hablar de la emancipación de la mujer es necesario hablar de industria y de inserción laboral femenina:

 

la emancipación de la mujer y su igualdad con el hombre son y seguirán siendo imposibles mientras permanezca excluida del trabajo productivo social y confinada dentro del trabajo doméstico, que es un trabajo privado. La emancipación de la mujer no se hace posible sino cuando ésta puede participar en gran escala, en escala social, en la producción y el trabajo doméstico no le ocupa sino un tiempo insignificante. Esta condición sólo puede realizarse con la gran industria moderna, que no solamente permite el trabajo de la mujer en vasta escala, sino que hasta lo exige y tiende más y más a transformar el trabajo doméstico privado en una industria pública. (p. 85, texto en línea en http://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/84of/84OF.htm)

 

La incorporación completa de las mujeres a la industria moderna y la disolución del trabajo doméstico como quehacer privado, tal es la condición para que deje de existir la explotación de un sexo por el otro. Sin embargo esta situación no termina de acontecer bajo el régimen de producción Capitalista, el cual requiere, como se dijo anteriormente, que exista una forma de esclavitud tal que le proporcione al obrero parte de su manutención y que le permita vender libremente su fuerza de trabajo, origen innegable de la ganancia capitalista.

 

Algunos párrafos más adelante Engels propone una solución al hecho de que la industria moderna, en el Capitalismo, no termine por garantizar la inserción laboral femenina. Y tiene que ver con una apreciación que hace el autor sobre papel del Estado como institución Patriarcal, apreciación tajantemente feminista dicho sea de paso. Es necesaria una reorganización de la industria que prescinda de las la escisión clasista y sexista de la sociedad:

 

las clases desaparecerán de un modo tan inevitable como surgieron en su día. Con la desaparición de las clases desaparecerá inevitablemente el Estado. La sociedad, reorganizando de un modo nuevo la producción sobre la base de una asociación libre de productores iguales, enviará toda la máquina del Estado al lugar que entonces le ha de corresponder: al museo de antigüedades, junto a la rueca y al hacha de bronce. (p. 90, idem)

 

Es así como Engels vincula teóricamente dos tareas históricas de la humanidad: la lucha contra la opresión de un sexo por el otro y la lucha contra la explotación de una clase por la otra; dando cuentas de la coexistencia de un sistema económico predominante que llamamos Capitalismo, y de una superestructura ideológica y cultural que no surge de otro lugar que de la división social del trabajo y la apropiación privada del excedente social del trabajo: el Patriarcado.

 

En ese sentido, el texto de la LIT, como un todo, se mueve por fuera de los parámetros transicionales del programa político de las organizaciones revolucionarias. Con el objetivo de que las mujeres se movilicen siempre contra el estado es que adoptamos una política democrática que le exija todos los derechos, plena igualdad de derechos en todo, a ese mismo estado, que en nuestras condiciones actuales es el estado burgués. Todos los derechos para las mujeres lanza a todas las mujeres contra el estado, lo quieran o no, sean burguesas o no.

 

Desafortunadamente hay corrientes feministas que buscan convivir con el capitalismo, con el estado burgués. Pero esto no es ninguna novedad, esto es de hecho lo que ya sucede, que las mujeres sufren las peores lacras del capitalismo. No combatir la división social de las clases es dejarle el camino abierto a la explotación permanente, sea cual sea la forma en que se presente, y nosotros estamos en contra de la explotación del hombre por el hombre desde Marx y ahora podemos decir con orgullo que estamos en contra de la explotación de la mujer por el hombre.

 

El machismo es ideología que la burguesía siembra en la clase trabajadora. Es el elemento más elemental a través del cual se invita al trabajador a aceptar su explotación, misma que materialmente se sostiene pues de hecho se le da una mujer en usufructo permanente. Hasta parecido a la Biblia suena.

 

El patriarcado y todas sus manifestaciones debe ser combatido en la clase trabajadora y en toda la sociedad, no como condición para la unidad de acción, salvo excepciones justificadas debido a debates propiamente feministas, nunca de manera sectaria, sino como condición emancipatoria fundamental de la clase trabajadora. El trabajador debe ver a la trabajadora como una igual. Ya lo hace en muchos casos. Pero no en todos. Y debe ser en todos.

 

i http://www.pstu.com.ar/marxismo-o-feminismo/

 

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...