Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Sobre la estrategia de la campaña por la libertad sindical

Lunes, 28 Agosto 2017 01:51

Activistas que son provenientes de tres tipos de agrupaciones cuyos intereses están intrínsecamente vinculados: organizaciones socialistas revolucionarias con presencia en la clase trabajadora del país, organizaciones feministas, y organizaciones ecologistas, todas luchando al mismo tiempo contra los empresarios piñeros del país y el estado que los defiende.

 

Imagen del Mitin del 25 de agosto. Imagen del Mitin del 25 de agosto.

Después de seis huelgas, los trabajadores de SITRASEP han iniciado una campaña política por la libertad sindical. Esta campaña ha sido impulsada por compañeros militantes cuya vida podría estar en riesgo, según aseguran los propios dirigentes de la experiencia sindical de Sitrasep, lo cual da cuenta de las dimensiones que ha alcanzado el conflicto.

Es destacable la buena cantidad de activistas que están dispuestos a organizarse en solidaridad con la clase trabajadora. Activistas que son provenientes de tres tipos de agrupaciones cuyos intereses están intrínsecamente vinculados: organizaciones socialistas revolucionarias con presencia en la clase trabajadora del país, organizaciones feministas, y organizaciones ecologistas, todas luchando al mismo tiempo contra los empresarios piñeros del país y el estado que los defiende.

La clase trabajadora se demuestra (aunque sea en una experiencia que todavía es relativamente pequeña) como el sujeto social que puede organizar a oprimidos y explotados tras de sí; con el problema de que en Costa Rica, a pesar de la importante experiencia de Sitrasep, la clase trabajadora se encuentra en una situación de debilidad estructural como producto de impactos neoliberales desde la década del ochenta y que como mínimo llegan hasta la derrota del TLC.

La violencia de la explotación de las piñeras sobre los trabajadores son propias de los tiempos de la United Fruit Company, incluyendo la violencia a las mujeres, y la degradación abierta de los recursos naturales del país.

Sitrasep ha dado un paso adelante para convertir en referentes de toda la vanguardia del país a los trabajadores sindicalizados. Este desarrollo sólo ha sido posible a través de métodos directos de lucha de clase, como las huelgas y todo el juego de gato y ratón que ellas han implicado. El rol del Partido de los Trabajadores es destacable por haber demostrado que una fuerza militante puede y debe organizar sindicalmente a trabajadores. Esta experiencia trabajadora ahora es accesible al trotskismo, al feminismo y al ecologismo.

Como varios compañeros han preguntado por nuestra estrategia para el espacio, queremos responder por escrito nuestra propuesta, cuáles son sus implicaciones, y por qué en nuestra opinión daría mejores resultados que los actuales alcances de la campaña.

La estrategia es el plan para ganar la guerra y la táctica es el plan para ganar una batalla. Para ganar una huelga se requiere un plan táctico. En un sentido, la experiencia de Sitrasep ya acumuló tácticamente hasta un límite, pues luego de seis huelgas, es claro que hay que luchar dentro de la empresa y obtener victorias ahí pero también es claro que es necesario obtener victorias políticas, y que para ello se requiere organizar una mayor cantidad de trabajadores.

Es por ello que nos parece que a la campaña política por la libertad sindical se le debe sumar una campaña por la sindicalización de trabajadores en Sitrasep, de manera pública y abierta, llevada adelante por el espacio conformado en torno a la libertad sindical. Esto como componente elemental para el desarrollo de fuerzas que permitan obtener victorias en el Valle Central y otros lugares del país. Nos parece que sobre la base de esa orientación estratégica, el espacio construido podría centralizar todas las diversas actividades que tácticamente se hagan para obtener una real libertad de organización, por ejemplo podríamos organizar actividades tácticas como mitines en fábricas, zonas francas, barrios, frente a los juzgados, en el Ministerio de Trabajo, Asamblea legislativa, entre otros, en los cuales haríamos campaña de denuncia de todas las condiciones de explotación de la clase trabajadora y además ofrecemos sitrasep como una herramienta organizativa para toda la clase trabajadora, especialmente la de la empresa privada. Podríamos darle seguimiento además a todos los casos de violencia sexual en el trabajo y también a todos los crímenes ambientales que cometan no solo las piñeras sino todos los empresarios.

Creemos que la campaña por la libertad sindical, si no organiza trabajadores, corre el riesgo de no lograr suficiente fuerza para hacer valer ninguno de los derechos de la clase trabajadora. Al ser una campaña exclusivamente legalista, formalista, corre el riesgo de terminar igual que la Reforma a la Ley Procesal Laboral, cuyos rasgos positivos no pueden ser aplicados simplemente porque la clase trabajadora no está suficientemente organizada sindicalmente, entonces los patronos no se ven obligados a obedecer la ley. Necesitamos una campaña que logre que los empresarios obedezcan, no tanto la ley, como más bien las condiciones que logremos imponerles. Y esto solo lo podemos lograr si nos damos una orientación para ello. De otra manera el espacio podría desvanecerse, como le sirve a todas las clases propietarias.

Si el grupo actual que se reúne cambiara su orientación estratégica y empezara a organizar trabajadores en Sitrasep entonces podría dar el paso de colocar a decenas (tal vez incluso centenas) de activistas y militantes a discutir con miles de trabajadores en todo el país sobre la necesidad de que se organicen en Sitrasep, y de hecho ser la militancia y el activismo el “vehículo natural” de organización de la clase trabajadora.

El PT intenta hacer esto solo con sus propias fuerzas, dispersas por todo el Valle Central, lo que hace que la tarea de Sitrasep desde el punto de vista nacional, les quede relativamente grande a pesar de los significativos logros alcanzados en estos meses.

La clase proletaria nos está esperando, en el sentido de que realmente demuestran voluntad por organizarse, pero no tienen ningún instrumento al que le puedan depositar toda su confianza. Nuestra orientación estratégica al ser sindical es netamente defensiva, no es en verdad una orientación ofensiva. Los sindicatos se construyen para defenderse, no para tomar el poder. La nuestra es una orientación defensiva que en campaña fácilmente generaría miles de contactos de trabajadores buscando una solución a sus conflictos y la reivindicación de sus intereses, con decenas de activistas y militantes preparados para organizarlos en Sitrasep.

Un sindicato de este tipo y una campaña de este tipo fortalecería a la clase trabajadora de conjunto y marcaría un punto de inflexión de la clase trabajadora en el país y un punto de acumulación para imponer nuestros intereses a los de los patrones.

Economía

10/09/2016 18:56 | Fiscal

EL FEES: por universidades al servicio de la clase trabajadora.

Por: Daniela Jimenez.El FEES tiene que crecer porque las Universidades Públicas son…
Leer más...
21/08/2016 17:52 | Economía | Banco Central | Inflación | Salarios

Comentario Crítico al Programa Macroeconómico

El Programa Macroeconómico es el punto de vista del ente rector de…
Leer más...
07/08/2016 18:41 | Fiscal | Crisis Fiscal | Política Fiscal | Luis Guillermo Solís

Política Fiscal Socialista: ¡es hora de invertir en la clase trabajadora!

Por Daniela Jiménez Al subdesarrollo lo acompaña la deuda, de eso no…
Leer más...

Publicaciones

25/09/2017 00:28 | Publicaciones Socialistas

Publicación Socialista #10

Publicación Socialista #10
Leer más...
06/09/2017 21:29 | Publicaciones Socialistas | FEES

Publicación Socialista #9

Nuestras propuestas para la Asamblea Estudiantil de las 5:00 p.m.
Leer más...